Quidditch, paradigma del deporte mixto según The Guardian

The Guardian nos sorprende utilizando el quidditch como el modelo del deporte mixto. ¿Seremos el paradigma del deporte moderno? Quizá nos quede un largo camino para ser el deporte que una definitivamente a hombres y mujeres. Pero nos encanta escuchar que medios como The Guardian entienden nuestros valores sociales.

Crece el interés por el quidditch en Euskadi

Terminado ya el ajetreo de la Liga Norte echamos un ojo atrás y descubrimos como, a lo largo de esta temporada, el quidditch ha ido poco a poco cogiendo fuerza en Euskadi. Medios de comunicación locales que deciden cubrir nuestras jornadas o jóvenes que hablan de nosotros en sus TFGs. Una tienda que hace un sorteo para celebrar el aniversario de uno de nuestros equipos. Una ikastola que decide impartir quidditch sin siquiera nosotros proponérselo. Incluso EiTB se ha subido al carro y ha cubierto nuestros eventos o nos ha hecho algún reportaje. Muchos son los casos de aportación voluntaria que nos vamos encontrando en nuestro segundo año con asociación. No podríamos estar más contentos.

La cantidad de coberturas mediáticas crece y con ello el número de jugadores en los equipos. ¿O quizá sea el volumen de juventud que vamos logrando lo que llama a los medios? No sabríamos decíroslo, pero indiferentemente del causante, estamos disfrutando de los emocionantes resultados. En la última de las jornadas descubrimos cómo todo un curso de la ikastola local venía a vernos. Junto a ellos, un profesor de educación física de otra ikastola que se sorprendía con lo distinto y participativo que puede ser el quidditch. Mientras nuestros jugadores ofrecían un espectáculo deportivo muy ceñido en el marcador, nos damos cuenta de que quizá tengamos nuestro sitio entre esta demografía tan joven, lo cual nos hace sonreír por la posibilidad de llevar el deporte mixto a la raíz del futuro: los niños y niñas.

Foto tomada en la última jornada de la Liga Norte donde podemos ver a jugadores y jugadoras de los tres equipos de la asociación.

¿El deporte del futuro?

La última de estas sorpresas ha sido la declaración de The Guardian en un reportaje sobre igualdad de género en Ultimate, la liga competitiva de frisbee. En este artículo se hablaba de cómo los jugadores de Ultimate boicotearon a la organización para aumentar la representación femenina en su deporte, ya que, según afirman los hombres, reciben más oportunidades que sus compañeras aun estando al mismo nivel. Esta es una realidad que suele darse en los deportes tradicionales, donde se asume que los hombres van a estar por encima de las mujeres desechando la idea de hacer las ligas mixtas. No podremos afirmar si los hombres son mejores en todos los deportes sin antes tener ligas mixtas durante un periodo de tiempo suficientemente largo.

Sean ellos mejores, iguales o peores, creemos que todos deberían tener una igualdad de posibilidades. Luego, será el individuo quien demuestre si está por encima del resto, pero cerrar las puertas a las personas por su sexo nos parece una actitud anticuada y dañina. Por eso en el quidditch abogamos por la competición mixta, colocándola en el centro de nuestro reglamento deportivo. Nuestras intenciones son las de buscar una diversidad de identidades en el campo penalizando al colectivo mayoritario,-el cual variara según el equipo- por el bien de promover la competición mixta desde las minorías.

The Guardian ha sabido ver nuestros valores sociales viéndonos como un referente en el deporte. “El actual referente del deporte mixto es el quidditch”, decían en su articulo. También nos gusta cómo mencionan el origen novelesco de nuestro deporte y seguidamente aportan la siguiente confesión: “El quidditch puede ser un deporte sorprendentemente físico”. Y es que, tristemente, es muy habitual que los curiosos que oyen hablar del quidditch duden de la seriedad o la competitividad que puede tener. Algo de lo cual, quienes han visto un partido, no tienen dudas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *